martes, 26 de mayo de 2009

González-Sinde: Te subsidio más, y más, pero mucho más.

He leído esta entrada en el blog de Enrique Dans y no puedo evitar que la frustración funcione como el combustible que dispara mis pensamientos hacia la indignación más pura que jamás he tenido. Con esto se agrava aún más la anormal relación que existe entre los realizadores (me niego a llamarlos creadores, creativos o artistas) cinematográficos y la gente en general.

Por un lado es parte del dinero de la gente, recaudado por Hacienda, el que se convertirá en subvenciones y será entregado a los realizadores para que pergeñen sus obras. Por el otro lado, considerando que la carga impositiva es no proporcional, esto es que a mayores ingresos menor presión fiscal, es la gente de clase media y media baja quien más subvencionará estas obras y también es de la clase media y de la clase media baja de donde más provienen esos "internautas piratas" que tanto preocupan a los realizadores cinematográficos.

Linda paradoja: Tú me das dinero para que yo pueda realizar lo que después deberás comprarme o te denuncio por pirata.

A mí, que me cuelguen. Cuando existía el mecenazgo (y no me digan que la subvención no es una forma de mecenazgo estatal cuando la misma definición existente en el Diccionario de la Real Academia Española permite que ello se infiera), el dueño de la obra era el mecenas, no el autor, y el mecenas, para su mayor gloria, mandaba a exponer o hacer copias de esta obra, copias que luego distribuía de manera gratuita para hacer publicidad, seguramente, de su poder e inteligencia (habría también quien amara al arte por el arte, pero seguramente serían los menos).

Las obras realizadas por Miguel Angel bajo el mecenazgo de los Médicis pasaron a ser propiedad de estos una vez concluídas, eran propiedad de estos desde antes de ser iniciadas y después pasaron a formar parte de su patrimonio, eran los Médicis, y no Miguel Angel, los que decidían que había que hacerse con estas obras.

Pero las cosas fueron cambiando, la figura del mecenas se fue diluyendo y en la actualidad en lugar de hablar de mecenazgo estatal hablamos de "subvenciones a las artes", o a la "cultura" y a mí me llevan los diablos, porque estas subvenciones, a menos que sean reintegradas al Estado, definen perfectamente a la palabra mecenazgo cuya segunda acepción declara: Protección dispensada por una persona a un escritor o artista. Pero el Estado no es una persona dirán los que hilan fino pero, ajá diré yo, el Estado Es una persona, al menos ante la ley, ya que para la ley el Estado es una persona jurídica y como persona jurídica tiene derechos y obligaciones.

Y quienes están encargados de la conducción política general del Estado, esto es, el Gobierno, han de cuidar de que los intereses del Estado no se vean defraudados, ni que sus fondos sean dilapidados en beneficio de minorías poderosas y/o influyentes. Supongo que podría adivinar lo que están pensando y es asustante ¿no?.

Resumamos un poco. Nos enfrentamos a una crisis económica y el Estado sale a socorrer a... los Bancos, las automotrices... ¿Y la mayoría de la gente que mira el cielo para ver si llueve dinero en lugar de agua o café? Pues, una palmadita en el hombro, el seguro de desempleo por dos años (y recordemos que los trabajadores han de aportar parte de su salario para gozar de este "derecho") y a dormir hasta que escampe.

No sé ustedes, pero detecto cierto desequilibrio...

Los Bancos, por su lado, toman ese dinero y en lugar de volcarlos como créditos para fomentar el consumo lo usan para cubrir esos agujeros que nadie sabe porqué aparecieron pero que, por supuesto, no por culpa de sus gestores, que trabajaron siempre con dedicación y cuidando del dinero que los depositantes habían puesto bajo su custodia. Los realizadores cinematográficos hacen sus películas y luego las exponen para que quien pagó para que se hicieran pague también para poder verlas.

No sé si notan algo extraño, pero a mi me escuece hasta la ilógica.

Y no es cuestión de ideología porque ¿Qué creen que hubiesen hecho los opositores al actual Gobierno? La respuesta es: Lo mismo.

Lo más loco es que por un lado nos dicen que "lo privado es mejor", más eficiente, generador de riquezas, de trabajo, eficaz y productivo. Por otro lado hay que salir a socorrerlos cuando se declara una crisis que desatan ellos porque, si recordamos el origen de esta crisis financiera llegaremos a que su causa ha sido la participación en la especulación inmobiliaria por parte de los Bancos. Si los Bancos no hubiesen inyectado dinero a troche y moche con mínimos requisitos el precio de la vivienda no se hubiese disparado ya que, razonemos un poco ¿No es el comprador el que desea que el precio del inmueble sea bajo? ¿No es el vendedor el que desea que sea alto? ¿Los Bancos no tasan la vivienda para comprobar que su precio se ajusta a mercado? ¿No dan el dinero basándose en esa tasación que, ahora vemos, hubiera sido hecha mejor por niños de primero?

Pero claro, si los Bancos caen la gente pierde sus ahorros (aunque no logro imaginar cuanto puede ahorrar un ciudadano con una hipoteca en la que seguramente ha incluido el crédito de su auto y un credito personal para irse de vacaciones, o amueblar la casa, o reformarla), y si la gente pierde sus ahorros la economía se va al garete.

Y al garete es como estamos pero eso sí, los Bancos están contentos, los realizadores cinematográficos están contentos, las automotrices están contentas, a los tres el Estado le ha dado esperanzas en el futuro pero... ¿Y nosotros?

El ciudadano de a pie es quien está condenado a sostener estas esperanzas pagando sus impuestos, trabajando (los que aún pueden), rezando para que su empresa no cierre, rezando para que sus ventas no bajen demasiado, jugando a la lotería a ver si puede salvarse o puteando por lo bajo y haciendo lo mismo sin rezar porque es esceptico.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Bienvenido al mundo

€nëßhrå§ dijo...

Gran entrada, nada mas que decir, coincido plenamente en lo que expones.
A eso añades: "Los sindicatos se han convertido en marionetas de esa persona juridica llamada Estado y a los cuales pagamos (otra vez los trabajadores) la afiliación".
Chapó por el articulo

Naguissa dijo...

Pues sí, la historia es sencilla, lo amigos de los que mandan reciben los subsidios para vivir de puta madre sin hacer un producto que merezca la pena y que, además, has de pagar caro si lo quieres consumir.

Lo de los bancos, es vergonzoso. Pero también por parte de la gente: ¿80 millones de pesetas un piso de 2a mano normalito? Si la gente no hubiese comprado durante un año o dos, la cosa no habría llegado donde está.

Pero somos burros, y gracias a eso se aprovechan y nos dirigen como a tales. Solo hace falta observar un poco para ver que tipo de sociedad tenemos, asqueroso.


Saludos.
Daniel Martín

tonibitt dijo...

estoy de acuerdisimo contigo,y la culpa de toda esta patraña la tiene el gobierno omejor dicho los gobiernos

hastaloshuevosdemagogia dijo...

La verdad es que es dificil imagionar mas tonterias y menos lucidez en tan poco espacio. Los impuestos, al contrario de lo que dices, son mas altos cuanto mas ganas, como sabemos todos. Lo demas, sobre mecenas y subsidios es un delirio ajeno a la realidad. Para comparar ls industria cultural con los mecenas del renacimoento hace falta carecer por completo de lógica, de sentido común y/o de formación.
Se comparan peras con peras, manzanas con manzanas. Te lo enseñan en primero de primaria, vuelve alli.
Las subvenciones -todas,y las del cine en particular- no son mas que incentivos: A cambio del 25% que invierte el estado, recibe el 17% de Iva sobre el 100%, mas el irpf de los trabajadores, mas el impuesto de sociedades, mas los impuestos de todo lo demas, mas los puestos de trabajo, etc.
La proxima vez, piensa y escribe en vez de rebvuznar.

Sergio G. Rabadá dijo...

Anónimo: Gracias por tu bienvenida.

€nëßhrå§: Gracias por tu acotación, considero cierto que muchas veces los sindicatos no actúan como debieran en defensa de sus representados.

Naguissa: Es cierto que la gente también tuvo parte de la culpa al escuchar los cantos de sirena de bancos y constructores, los unos inflaban los precios de las casas y los otros aceptaban esa sobrevaloración sin inconvenientes. La gente en sí, más que el valor del piso se fijaba en el valor de la cuota y si podía, o no, pagarla. Todos los actores económicos participan en el desarrollo y funcionamiento del sistema, sin embargo considero que la mayoría de los compradores actuaron de buena fe, al carecer de los conocimientos necesarios como para poder evaluar la situación y ya han sido "castigados" en su mayoría por esta misma crisis, recuerda que muchos perdieron sus casas y sin embargo siguen endeudados y que el Estado recién ahora se está decidiendo a constituir un fondo de ayuda para los que aún la conservan (no sé si incluirán a los que las perdieron).

tonibitt: gracias por tu comentario.

Sergio G. Rabadá dijo...

hastaloshuevosdedemagogia: el monto nominal que paga una persona de altos ingresos es mayor que el que paga una persona de bajos ingresos, pero cuando hablamos de proporciones el monto de los impuestos que paga una persona de bajos ingresos implica una mayor proporción de sus ingresos que los que paga una persona de altos ingresos.

Entre el IVA y demás impuestos directos (como el de los combustibles, por ejemplo) la carga impositiva de una persona de ingresos normales es mayor que la carga que soporta una persona o empresa de ingresos elevados.

Respecto a comparar a los mecenas del renacimiento con el acto de subsidiar estatalmente a la industria cinematográfica, la comparación es del mismo tipo y estilo que la realizada por quienes comparan a los que descargan "contenidos protegidos" desde internet con los antiguos piratas marítimos. Por mi parte, si que encuentro similitudes entre el mecenazgo y el subvencionar producciones cinematográficas, más después de comparar sus definiciones.

Por otra parte, si el Estado no subsidiara a las producciones cinematográficas, igualmente recibiría el 17% de iva y demás cargas correspondientes.

Subvencionar(y no subsidiar, como había mal escrito yo y que ya he corregido) se define como ayudar y subvenir, de donde proceden, es ir en auxilio de alguien. La subvención no es un incentivo, es una ayuda (por definición) aunque bien puede servir para incentivar la producción cinematográfica pero, como bien destacas, no tenemos que confundir peras con manzanas.

Luego, no olvidemos que el cine no solo recibe ayudas estatales, sino también autonómicas y tienen, además, la posibilidad de recibir créditos blandos desde el ICA.

Por último, que tu consideres que los realizadores cinematográficos tengan derecho a exigir que se acabe con el libre intercambio de archivos de contenido protegido por internet no me impide a mí tener una opinión contraria ni me quita el derecho a difundirla.

Wiliam Ajanel dijo...

Un buen post merecía un buen meneo, felicidades Sergio, estas cosas merecen ser discutidas y puestas al público.

Por cierto si me quieres agregar en el blog está mi mail, de pronto charlamos un día de estos ;-)

Un abrazo...

Drogatilla dijo...

Enhorabuena por esta entrada. He llegado desde Barrapunto y estoy plenamente de acuerdo contigo.

En cuanto al comentario del tal hastaloshuevos... todo un detalle por tu parte el responderle de manera tan educada, aunque yo en tu lugar ni me hubiera molestado en hacerlo. Sólo con el primer párrafo ya se da uno cuenta del nivel mental que tiene. Como siempre, el más burro e ignorante de todos es el que manda a los demás que dejen de rebuznar. Menudo analfabeto funcional. Así va este país.

marketing mega virtual dijo...

Hola , como estas, queria felicitarte, pues tu pagina es excelente , me encantan los contenidos ,si queres , entra en mi sitio , y dejame un comentario , y si te interesa , hacemos intrcambio de links , banners , cualquier cosa , avisame , te dejo mi email tvinternet08@gmail.com , te mando un abrazo .

El equipo de Marketing Mega Virtual

Joaquín dijo...

Excelente entrada, hacia tanto tiempo que no leia algo tan bien redactado, y con tanta razon sobre estos temas. La mayoria de la gente tiende a subestimarlos o a lo contrario, pero nunca en un punto intermedio exponiendo de manera razonada las partes de la pescadilla que se muerde la cola.

Muy bueno

Sergio G. Rabadá dijo...

Drogatilla: Sin embargo es mucha la gente que piensa como él y respondiéndole a el estoy respondiendo a esa gente. Respecto a lo educado, sabeis que este blog tiene moderación de comentarios para evitar trolleadas, por eso una vez que decido la publicación de un comentario también decido que el mismo merezca toda la consideración por mi parte. Cuestión de aprendizaje, supongo.

Joaquín: Gracias por tu comentario y tu reflexión.

Para ambos un abrazo.

Sergio G. Rabadá dijo...

Gracias William, y como te contesté la primera vez, gracias a tí se ha roto el récord de visitas de este blog.

Un abrazo.

Sergio G. Rabadá dijo...

Marketing Mega Virtual: Agradezco te hayas pasado por aquí.

Suerte.