martes, 30 de octubre de 2007

sicko


He visto la película Sicko de Michael Moore y he leído acerca de las críticas que comienzan a llover sobre él y por estas razones me animo a escribir este comentario que, indirectamente, servirá de prueba para verificar la solidez de esta bitácora.

Michael Moore investiga, de su peculiar manera, el sistema de salud de los Estados Unidos y el funcionamiento de las empresas que venden Seguros de Salud. Por distintas razones conozco el sistema, muy alejado de lo que se muestra en programas televisivos como ER Emergencia y House y he de admitir que este documental da una visión aproximadísima del sistema que analiza, contraponiéndolo a los existentes en Francia e Inglaterra.

El problema de la existencia de un sistema de salud en manos privadas sin que exista, al mismo tiempo, una contraparte estatal es que, evidentemente, las empresas privadas tenderán a manejar este sistema como si fuese una empresa común lo que implica, entre otras cosas, maximizar su rentabilidad.

El problema que surge al reflexionar sobre este punto es que una maximización de la rentabilidad implicará o bien una minimización de los servicios prestados a los usuarios, o bien el diseño de un sistema administrativo que obstaculice y/o impida al usuario el uso de los servicios que, supuestamente, ha contratado ya que como sabemos la empresa privada mide su eficiencia a través de sus ganancias y a menores costos mayor rentabilidad.

Y sobre esto reflexiona la película Sicko a la que, por supuesto, recomiendo ver más allá se esté a favor o en contra de Michael Moore ya que todos sus documentales se acercan a la realidad lo necesario como para ser válidos y justificar el pago de la entrada al cine. Luego estará en cada uno de nosotros el investigar por nuestra cuenta para ver si llegamos, o no, a su misma conclusión.


1 comentario:

francisca.alvarez.garcia dijo...

Ah! La el tan traído "sueño americano". A una se le quitan las ganas de aparecer por allí. Imagina que te rompes una pierna estando de vacaciones, ¿sería o no una jodienda?. 3.ooo€ por pasar una semana y 6.ooo€ de fractura.
Uno puede creer que es una especie de El Dorado y resulta que -y de esto cada día me convenzo más- es uno de los peores sitios para vivir. " God bless America", pero con un poco de razocinio.

Un abrazo.


Fran.

Nah, mejor me voy a Chilches.