sábado, 26 de abril de 2008

creando la realidad


En el post anterior he hablado de los paradigmas ¿Por qué vuelvo sobre el tema? Porque a través de la manipulación de los paradigmas se puede manipular, a su vez, a las personas. Lo Real y la Realidad son dos cosas diferentes. Lo Real es independientemente del observador, la Realidad es lo que este observador percibe, percepción que está condicionada por el paradigma de este observador por lo cual, evidentemente, si logramos influir en este paradigma influiremos en la percepción que este observador tiene de lo Real, es decir, podemos generar una Realidad distinta y afín a nuestras necesidades.

Definido el paradigma como el conjunto de creencias, valores y experiencias de una persona dada mediante el cual esa persona entiende lo que percibe construyendo su idea de Realidad, es lógico suponer que modificando uno o dos de estos factores podemos modificar la manera de entender lo que se percibe y, por lo tanto, modificaremos su Realidad.

Esto, que parece imposible, ha sucedido en incontables ocasiones. Un avance científico, por ejemplo, puede provocar una modificación brusca del paradigma y cuando esto sucede puede encontrar una fuerte oposición social y hasta el rechazo general, tal como les ocurrió a Galileo y posteriormente a Darwin, para ser aceptado luego de manera paulatina.

Otros ejemplos de manipulación del paradigma a nivel social se encuentra en la historia, más precisamente, en la forma en la cual el partido nazi llega al poder en Alemania. El encargado de la publicidad del partido era consciente de que una mentira repetida la cantidad suficiente de veces se convertía en verdad y ese fue el sistema empleado.

En la actualidad este sistema sigue empleándose, basta con ver como dan una misma noticia dos periódicos de distinta ideología, pero también se utiliza esta propiedad de los paradigmas para manipular la bolsa, la economía en general, etc.

Podemos percibir que una empresa determinada es solvente y que conviene invertir en ella, sin embargo esta solvencia puede ser falsa, inexistente, y estar solventada por una hábil acción de Marketing. Para que de mejores resultados podemos fortalecer esta imagen con el aval de una de las más prestigiosas firmas auditoras conocidas. Tal fue la forma en la cual la empresa Enron se transformó en una de las compañías favoritas de los inversores estadounidenses, sin embargo, al ser descubierta la forma en la cual operaba esta sus acciones cayeron vertiginosamente, constituyéndose como una de las mayores estafas conocidas.

Esto nos indica que modificar el paradigma modifica nuestra percepción de lo Real, es decir, nuestra Realidad, pero cuando la distancia entre la Realidad y lo Real es demasiada el ser humano tiende a modificar su paradigma para reinterpretarla. Podemos influir, pero no eternamente y cuando más difícil sea discernir la distancia entre Real y Realidad provocada espuriamente más posible será el realizar una manipulación exitosa, cuando más personas o instituciones que tienen, para nosotros, autoridad avalen esa modificación, más exitosa será la manipulación realizada.

Otro ejemplo de esto es la forma en la cual pretende controlarse la inflación, para ello se sube aún más el Euribor y se hace hincapié en que no han de incrementarse los salarios, cuando en realidad la inflación, definida como la emisión de dinero en un índice superior al incremento del PBI o PNB, está mayormente provocado por la gran acumulación de capital de los grandes inversionistas y empresas cuyas fortunas impactan más poderosamente la economía de este país que los jornales y salarios de la masa trabajadora.

Se nos dice que el aumento de salario provoca inflación, cuando la inflación es provocada por las grandes empresas productoras de bienes y servicios que incrementan sus precios para mantener constante sus márgenes de beneficios y poder capturar así el excedente de circulante sin tener que invertir más en maquinarias y/o empleados.

Tanto se han repetido estas cosas que tendemos a incluirlas en nuestro paradigma interpretando así lo Real de la manera en la que se espera que lo interpretemos, esto es, en beneficio de las clases más pudientes que son quienes poseen todos los resortes económicos y el poderío financiero.

3 comentarios:

Félix Soria dijo...

¡Cuanta razón tenía Baudrillard! También en economía vale su descripción de super-realidad. Saludos.

Sergio G. Rabadá dijo...

La generación de simulacros de realidad, estimado Félix, puede casi hasta palparse, al igual que podía palparse en la Alemania del holocausto.

Te doy un ejemplo, ahora se habla de recesión económica, de menor crecimiento del PNB (del 2,2% para el 2.008), de aumento de la inflación, de crisis. A todos nos bombardean con esas noticias, se ve en todos lados pero ¿Cuál es la verdad?

¿No se está generando un entorno apto para un fenómeno de inflación autoinducida? ¿Se ha emitido una proporción de circulante mayor que el crecimiento registrado del PNB el año pasado?

Luego, si uno toma los libros de economía se entera de que una de las causas de la inflación proviene del intento de los productores de bienes y servicios de mantener constante su índice de beneficios ¿Qué significa eso? Significa que aquellos que ganan XXXXXXXXXX€ al mes desean que vos, que ganás X€, aceptés que no te aumenten el salario y te sacrifiqués en aras del beneficio común mientras que ellos no están dispuestos a sacrificar siquiera el 1% de sus ganancias. Dicho de otra forma:

¿Por qué es lícito pedirle a un trabajador que siga viviendo con un salario mínimo de 600€ mientras que no aparece como lícito pedirle a un empresario que se conforme con ganar 800.000€ en lugar de un millón? ¿Acaso el empresario verá peligrar su subsistencia por esa reducción en sus beneficios?

Innumerables los ejemplos son, diría el maestro Yoda, del poder del lado oscuro. Los gobiernos se esfuerzan por crear entornos favorables al desarrollo y crecimiento de las empresas más no se esfuerzan por asegurar un entorno favorable para el desarrollo y crecimiento del trabajador, en lugar de eso tratan de inculcarnos que "la seguridad social debería estar en manos privadas".

Como ves Félix, la tergiversación de lo Real está casi en su cota máxima, mientras se tengan chivos expiatorios (inmigrantes, salario mínimo...), mientras se pueda descargar la culpa de lo que sucede en alguien seguirán ocultándonos que los problemas actuales provienen de los mismos hechos, hechos que pocos (vos entre ellos) comentan:

1. La incapacidad de los empresarios de sacrificarse en aras del bien común y de aceptar, por una vez al menos, un menor margen de beneficios para permitir que mejore la situación del asalariado.
2. El desmesurado proceso de concentración de la riqueza en pocas manos.

El dinero ya no posee patrón real, es solo papel pintado, es virtual, si minas la confianza en la situación económica habrá inflación, si minas la confianza en la capacidad de un gobierno para resolver la crisis habrá inflación ¿Cómo lo haces? Utilizando medios de comunicación "serios" aunque como vos y yo sabemos hoy día se confunde "serios" con poderosos.

Debería hacerse algo para acabar con este simulacro que ahoga al trabajador y a la clase media.

Un abrazo.

Renton dijo...

Si no he comentado la entrada es a causa de la coincidencia de pareceres no por desgana.

Debería hacerse algo para acabar con este simulacro que ahoga al trabajador y a la clase media

Por el momento -y esta frase no es casual- tenemos la internet para predicar la Buena Nueva Anticonsumista.

:|